productos frescos locales

En ocasiones, las grandes soluciones nacen donde existen grandes problemas. Lo vemos en muchos ejemplos como el sistema de regadío o el alcantarillado.

En España nunca hemos tenido problemas de alimentación. Es una tierra con un clima idóneo para una enorme diversidad de producción y nuestra historia y costumbres nos ha permitido desarrollar una importante ventaja competitiva tanto en variedad y calidad, como en innovación en procesos de producción a gran escala.

Hasta finales del pasado siglo, un ciudadano no tenía necesidad de preocuparse excesivamente por lo que llevaba casa. Básicamente estiraba la mano y tenía a su disposición productos de primerísima calidad, característicos de la llamada Dieta Mediterránea. Productos comprados directamente al productor o de compañías locales con un proceso productivo controlado.

Pero esos tiempos quedan ya muy lejos. Con la globalización que nos rodea, nos encontramos en el supermercado espárragos de Perú y naranjas de Marruecos, con procesos productivos que nada tienen que ver con los nuestros y de los que tenemos muy poca información a nuestro alcance. Un proceso productivo dirigido a ofrecer al cliente productos aparentes a un precio increíble. ¿Dónde queda la calidad? Relegada a un tercer plano en el que es más importante comer el yogur que come un famoso que meterse en el cuerpo sustancias de dudosa calidad.

¿Y qué formación tenemos para analizar qué productos son buenos y cuáles no? Ninguna. Así de claro. Somos una tierra de magníficos productores, donde no hemos tenido nunca problemas de alimentación y que, por tanto, no ha sido necesario educar a la ciudadanía.

Países como EEUU están marcando un interesante cambio de tendencia que analizar. En mi viaje a Silicon Valley pude constatar que existía un abrumador número de personas que tenían una altísima formación en “Organic Food” y alimentación saludable. Una formación adquirida a través del colegio, la universidad, la televisión etc…El motivo es que forman parte de una sociedad que se está muriendo por problemas de obesidad, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, cáncer y un largo etcétera de causas directamente relacionadas con sus hábitos alimentarios y las autoridades están reaccionando alarmadas por los preocupantes índices. A día de hoy es el mayor importador de productos ecológicos del mundo, que asocian a una alimentación de calidad, y se ha generado una gran bipolarización entre los ciudadanos que se cuidan a niveles extremos y los que siguen dándole al fast food. Os recomiendo a todos ver este magnífico vídeo de Jamie Oliver en el que se explican las muertes por las causas que las originan…te aseguro que te impresionará.

España es el mayor país exportador de productos ecológicos de Europa y, por el contrario, uno de los que menos productos ecológicos consume. Yo personalmente, no tengo en mi entorno a penas consumidores de productos ecológicos ni gente que esté dispuesta a pagar 50 céntimos más por un kilo de tomates ecológicos. No saben, no les han explicado y no entienden la diferencia entre unos y otros productos, ni el impacto ecológico y social que tiene su consumo.

Y lo que más me preocupa es ver las estadísticas que constantemente publica la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre obesidad infantil y demás problemas, consecuencia por un lado de estar importando costumbres y dietas propias de otros países y por otro lado de la calidad de los productos que consumimos.

Es necesario realizar un esfuerzo serio, estructurado y decidido para recuperar nuestra dieta y para disponer de una formación que nos permita analizar qué estamos comprando y, sobretodo, poder exigir a nuestros proveedores mayor calidad y rigor a la hora de vendernos productos que llevamos a nuestras familias.

Desde Hermeneus os recomendamos a todos adquirir productos locales donde podáis analizar el proceso productivo y la trazabilidad del producto, y hacemos un llamamiento a las autoridades competentes a realizar esfuerzos en fomentar buenos hábitos y costumbres alimentarias entre la población, así como un mayor rigor a la hora de ofrecer información al ciudadano sobre el proceso productivo que hay detrás de los productos que consumimos.

Al fin y al cabo, somos lo que comemos, comemos lo que compramos, luego somos lo que compramos.

 

* Foto: awsheffield

, , , , ,

Nos gustaría dejar claro que Hermeneus no es una tienda online. La forma más sencilla de entender qué es Hermeneus es pensar en el mercado del pueblo de toda la vida. Ese mercado donde los productores exponen los productos que ellos mismos cultivan o producen y donde los consumidores acuden para encontrar las mejores ofertas, productos frescos y de calidad, que saben que no se encuentran en otros sitios. Al igual que en el mercado tradicional, en Hermeneus entras en contacto directo con el productor, te podrás comunicar directamente con él.

Pues bien, eso es Hermeneus, pero con algunas mejoras ya que aprovechamos el potencial de las plataformas de comercio electrónico y las redes sociales para crear un mercado digital. Este mercado digital está online 24 horas al día y 7 días a la semana, lo que permite que cualquier consumidor pueda acudir a comprar en cualquier momento, y todo esto sin intermediación alguna, Hermeneus no es un intermediario, ni cobra comisiones por venta.

Los productores, al igual que en el mercado tradicional tienen un espacio habilitado para exponer sus productos, en Hermeneus tienen su propia página web, completamente personalizable donde puede incorporar fotografías de sus productos o su granja, así como toda la información que quieran, y con una dirección única y personalizable, que pueden difundir para que cualquiera que esté interesado en sus productos, pueda entrar en cualquier momento a su página web en Hermeneus y ver que ofertas ha puesto a disposición de todos.

Ha llegado el momento de que utilicemos los beneficios de la revolución digital en la que estamos inmersos, para recuperar el protagonismo de los pequeños productores. Al igual que los mercados tradicionales eran una herramienta de promoción, que ayudaba a estos pequeños productores a darse a conocer y vender sus productos, queremos que Hermeneus sea el mercado digital donde ellos puedan tener su propio espacio en Internet y descubrir todas las posibilidades que ofrece esta nueva realidad digital.

Desde el pasado 20 de febrero ya somos más de 2000 UNOs o compradores, y más de 3000 interesados en la plataforma, que estamos disfrutando de este mercado digital que nos acerca más a los productores y nos abre las puertas a una nueva forma de comprar y vender en Internet, a través de la cual podemos recuperar lo mejor de los tradicionales mercados de pueblo encontrando fantásticos productores, y además aprovechar el potencial de Internet para optimizar todo el proceso. Estos 2000 UNOs son la punta de lanza de un cambio de mentalidad que nos afectará a todos, son parte de la revolución, son Hermeneus. ¡Yo soy Hermeneus! ¿Y tú?

, , , , , , ,

OCU Comercio JustoAsí han llamado en la OCU a un magnífico informe que han desarrollado sobre la situación del consumo responsable en los supermercados. Motivados por la falta de prácticas responsables en el sector de la alimentación y por las graves injusticias que se llegan a ver en el sector, han elaborado este informe donde analizan y explican la cadena de distribución de los supermercados, cómo han reaccionado los supermercados a estas injusticias, dan las claves de lo que podemos hacer como consumidores y anima a actuar para mejorar las condiciones de consumo en los supermercados.

La problemática de las cadenas de distribución a nivel internacional viene por la falta de legislación rigurosa y sistemas que garanticen los derechos humanos y laborales básicos en numerosos países en vías de desarrollo. Los supermercados compran en estos mercados, y la situación continúa al ser mercados que ofrecen bajos precios por las precarias condiciones en las que se encuentran sus trabajadores. El poder de compra de los supermercados también supone riesgos para el pequeño productor, ya que al ofrecer precios muy bajos a los proveedores los supermercados favorecen que los pequeños productores que venden a estos proveedores, obtengan unos beneficios mínimos incluso llegando a tener pérdidas, a pesar de que los precios que llegan a los consumidores son muy elevados.

Los supermercados están desarrollando iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa que si bien prometen mejoras que supondrían cambios drásticos en favor de un consumo más responsable y más justo, en la realidad y según varias ONG, las políticas de responsabilidad social no se están cumpliendo de manera adecuada, los beneficios siguen primando por encima de todo.

Las reflexiones del informe en cuanto a lo que podemos hacer como consumidores son muy interesantes, quieren concienciarnos de nuestra responsabilidad y del efecto que causamos en los mercados como consumidores, la realidad es que en España nos queda por avanzar frente a otros países europeos, pero el 59% de los españoles opina que los supermercados deben pagar lo suficiente a sus proveedores para que esto les permita pagar salarios justos a sus trabajadores. Los productos de comercio justo están poco implantados, se ven pocas tiendas de comercio justo, pero como consumidores debemos ser conscientes de esta alternativa más justa.OCU Consumo responsable

En Hermeneus creemos en el consumo responsable, por eso hacemos posible que los pequeños productores ofrezcan sus productos de alta calidad, frescos y de temporada directamente a sus clientes sin intermediación alguna, las herramientas de geolocalización que ponemos a vuestra disposición también favorecen el comercio local ya que podréis encontrar a los productores que más cerca se encuentren de vosotros, reduciendo así las emisiones de CO2.

Si os queréis descargar el informe completo de la OCU, aquí tenéis el enlace “El consumo responsable en supermercados” (PDF)

, , , , , , , ,

hermeneus_logistica-de-la-restauracionLos profesionales de la restauración se enfrentan a diario con grandes retos que deben resolver en muy poco tiempo y de una manera realmente eficaz para que sus negocios vayan bien. El control de calidad, gestionar adecuadamente los recursos financieros, la gestión del almacén y el transporte se encuentran a la orden del día para estos profesionales que en muchas ocasiones no disponen de las herramientas que les facilitarían estas tareas.

El sector de la restauración es un sector muy exigente, los clientes siempre le van a exigir a cualquier restaurante calidad y precio, y no se permiten errores, por lo que es importantísimo que los negocios de restauración funcionen de una forma coordinada y precisa. La parte que no se ve del negocio, la que gestiona la logística es una de las áreas claves del negocio ya que sin profesionales que consigan productos de calidad no tenemos la materia prima para comenzar a desarrollar platos atractivos para el cliente y además estos profesionales son los responsables de encontrar los productos que se les encargan.

Los problemas que se pueden encontrar al desarrollar estas tareas son numerosos. En Hermeneus, los profesionales del sector encontrarán las herramientas adecuadas para poder hacer su trabajo y además aprovechar nuevas ventajas. Hermeneus es una plataforma transparente, sin intermediarios por lo que para el profesional de la restauración resultará sencillo encontrar a los productores que puedan abastecer a su restaurante de los productos que el cocinero le ha solicitado, así como encontrar al transportista que le garantice las entregas en el horario acordado y con la frecuencia acordada.

La principal ventaja es la optimización de todo el proceso de trabajo, pero también y gracias a Hermeneus, resultará más sencillo que nunca abastecer un restaurante con productos frescos locales. Los profesionales del sector saben lo difícil que puede llegar a ser encontrar productos locales con una relación calidad-precio asequible, gracias a Hermeneus encontraremos de una manera muy sencilla toda la oferta de productos locales para que podamos escoger la que más se ajusta a nuestras necesidades.

, , , , , ,

hermeneus_descubriendo-jaenHoy comenzamos en el blog de Hermeneus la serie de posts “Descubriendo” gracias a la cual pretendemos ir descubriendo diferentes regiones de la geografía española así como sus productos y costumbres típicas relacionadas con el mundo de la alimentación.
Trataremos de apoyar los posts de “Descubriendo” en artículos que otros blogueros publiquen en sus blogs para así enriquecer la visión sobre una determinada región con aportaciones de gente de esos lugares.

Primera parada, Jaén

Hoy os traemos, “Descubriendo Jaén”, y os preguntaréis ¿por qué? Pues bien la respuesta es el genial artículo “No solo de aceite vive Jaén” del blog de Andrés Jiménez, en el que nos encontramos con una interesante reflexión acerca de la diversidad de productos alimentarios que tiene Jaén. Mucha gente sabe que Jaén es el mayor productor mundial de aceite de oliva y a veces somos injustos con esta región al identificar única y exclusivamente esta tierra con el aceite de oliva, pues bien el artículo Andrés Jiménez nos presenta toda la variedad de productos que podemos encontrar. Desde una amplísima flora de más de 1300 especies que se emplean para elaborar multitud de productos, a una fauna autóctona de la que se obtienen productos de primera calidad.

Jaén tierra de olivos

Si a toda esta diversidad, le sumamos un especial cuidado a la hora de elaborar los productos que se basa en las tradiciones a través de las cuales se han conseguido siempre los mejores resultados, nos encontramos con toda una amplia gama de productos que pueden presumir de cumplir con los estándares de calidad más exigentes.

Andrés a través de su artículo nos traslada a un Jaén donde disfrutar de sabores y degustar productos que nos transmitan lo mejor de esta maravillosa tierra que es Jaén. Así que… ¿A qué estáis esperando? Os animamos a todos a viajar a Jaén y que nos contéis que tal ha ido la experiencia que seguro que es más que satisfactoria.

, , , , , ,